¿Cómo vender más en internet?

Lo que sea que hayas escuchado acerca de iniciar un negocio en línea, probablemente sea cierto. Es un campo de juego competitivo que desafía incluso a los empresarios más inteligentes, lo cierto es que debes comenzar a aprender a vender en línea.

Tabla de contenidos

¡Una de las mejores partes es que puedes vender en línea más allá de las fronteras de tu ciudad, tu país o incluso del continente sin tener que abandonar tu escritorio de trabajo! Una vez que comiences, prácticamente cualquier persona de cualquier parte del mundo puede convertirse en tu cliente.

Pero, ¿por dónde empiezas?

Hay formas sencillas de descubrir cómo vender en Internet, y todas se derivan de las respuestas a tres preguntas básicas: ¿por qué, qué y cómo?

Aquí tienes una guía de todo lo que necesitas saber sobre cómo vender online.

Por qué aprender a vender en línea es una buena idea


¿Te imaginas tu vida sin internet? Sin correos electrónicos, sin compras de última hora, sin videos de gatos… Detengámonos ahí.

Precisamente por eso, la industria del comercio electrónico está viviendo su época dorada. Todo el mundo está conectado y cómodamente acurrucado en sus pequeñas burbujas en línea sin intención de volver a las viejas costumbres. Conectarse a esta tendencia comienza a parecer la forma más inteligente de iniciar un negocio en línea o potenciarlo si es que ya lo tienes.

Aquí hay más razones sobre por qué…

1. Tu negocio va donde tú vayas.


Primero eliminemos esto: olvídate de las vacaciones reales sin una computadora portátil, al menos durante el primer año más o menos.

Cuando aprendes a vender cosas o a prestar servicios en línea, cualquier lugar del mundo puede convertirse en tu oficina y, en la mayoría de los casos, terminarás trabajando los fines de semana, las noches y los días festivos. La única diferencia es que lo harás con una sonrisa en la cara.

Estarás siempre a un click (y una conexión Wi-Fi) de acceder a tu negocio..

2. ¿Tienes problemas de liquidez? ¡Inicia un negocio con una pequeña inversión!


La belleza del mundo en línea es que puedes hacer despegar el negocio con una inversión inicial muy pequeña. Depende, por supuesto, del tipo de negocio que planees iniciar, pero por el bien de este artículo, asumimos que tienes la mente puesta en administrar una tienda en línea. Y cuando se trata de vender en línea, el dropshipping parece ser la estrategia de acceso.

Con gastos generales mínimos, como pagar el hosting de tu sitio web y publicar algunos anuncios en línea, puedes vender productos o servicios y construir un negocio rentable en solo unos meses. Y no es una especie de fantasía. Hay miles de casos reales de éxito que lo prueban.

3. Puedes ganar dinero las 24 horas del día, los 7 días de la semana.


Mientras que las tiendas físicas están restringidas a los horarios de apertura y cierre, las tiendas en línea funcionan las 24 horas del día, los siete días de la semana. Todo el tiempo. No hace falta ser un genio para ver el potencial de este modelo de negocio. Si tienes un flujo constante de tráfico que llega a tu tienda y optimizas tus conversiones a un buen nivel, esencialmente puedes ganar de forma pasiva mientras duermes.

Esto trae otro beneficio sustancial de vender en línea: si se hace bien, puede ser una buena fuente de ingresos residuales. Requiere menos tiempo que, digamos, administrar una boutique física porque no necesitas estar presente en todo momento. Con la gestión de inventario automatizada y un sólido plan de marketing en línea, puedes dominar cómo vender cosas en línea sin necesidad de mucha experiencia en el tema.

4. Hay mucho espacio para crecer.


Los empresarios a menudo tienen que esforzarse al máximo para seguir aumentando sus ventas. Si bien es posible que tengas los mejores productos en stock, puede ser difícil encontrar nuevos clientes y mantenerlos leales a tu negocio. Tomar la opción de vender en línea puede solucionar este problema casi al instante.

Según las últimas estadísticas de comercio electrónico, el número de compradores en línea sigue creciendo muy rápidamente.

¿La comida para llevar? Los empresarios que todavía están indecisos sobre las ventas en línea deben tomar medidas antes de quedarse en el polvo. Además, con tantas estrategias para vender en línea, no podría ser más sencillo capitalizar la creciente tendencia del comercio electrónico.

Ahora, eso suena como un sueño hecho realidad.

Hasta que llegues al siguiente pilar de este proceso: ¿Qué venderé en línea?

Ideas de venta en línea: abastecimiento de productos cuando está atascado


Dejemos la pregunta de cómo vender en línea por un momento y concentrémonos en QUÉ cosas vender . Encontrar una idea rentable no es tarea fácil, pero te sorprenderá dónde puedes encontrar recomendaciones de productos . A veces, la respuesta puede estar escondida a simple vista.

1. Aprovecha las tendencias.


Para que el motor de ventas funcione, una tienda en línea debe satisfacer una gran demanda en un mercado y obtener los mejores productos para vender.

Cuando estás a la caza de una idea rentable, vale la pena escuchar lo que quieren los clientes. Sí, me refiero a las listas de los más vendidos, los informes de tendencias y las listas de selección de productos.

Comienza tu investigación inicial de productos lanzando una amplia red. Primero, revisa las tendencias nuevas y futuras de los gigantes minoristas en línea, como eBay, Amazon o Etsy. ¿Cuáles son las mejores selecciones del mes, los productos más favoritos o los artículos más vendidos? ¿Puedes detectar alguna tendencia en particular como colores, formas, telas o patrones?

Cuando tengas una idea aproximada de lo que quieres vender en línea, es hora de encontrar una manera de obtener estos productos para tu tienda.

El próximo paso lógico es elegir productos de alto margen.

2. Apunta a márgenes saludables.


Lo que importa al final del día es cuánto dinero puedes conseguir. Los márgenes saludables determinarán el futuro de tu negocio de comercio electrónico, por lo que debes hacer todo lo posible para invertir tu tiempo y esfuerzo en productos que brinden los mejores resultados.

El margen bruto promedio de comercio electrónico es de aproximadamente 40 por ciento. Sin embargo, cada mercado y cada producto es diferente, por lo que debes dedicar tiempo a analizar la competencia y la tasa vigente.

Algunas de las tácticas más sencillas que puedes usar para maximizar las ganancias incluyen encontrar productos ganadores para vender, colocarlos al frente de tus iniciativas de marketing y campañas de venta cruzada, y agregar variaciones de los artículos más vendidos (piensa en diferentes colores, tamaños, y formas).

3. Sigue los pasos de otros sitios web exitosos


¿Por qué tratar de reinventar la rueda? Aprovecha los recursos útiles, como revisar qué están haciendo los referentes del mercado nacional e internacionalmente y adáptalo a tu modelo de negocios. Finalmente, la idea es aprender de los triunfos y tropiezos de otros en el mercado y usarlos a nuestro favor.

4. Vender a través de plataformas de redes sociales.


Junto con los mercados, los canales de redes sociales como Facebook e Instagram te permiten mostrar tus productos a posibles clientes. Por ejemplo, puedes configurar una tienda de Facebook para mostrar tu inventario. Los interesados pueden agregar sus artículos a su carrito y pagar directamente en la plataforma. Pero si prefieres crear un sitio web de comercio electrónico independiente, Facebook aún ofrece varias formas de vender en línea; puedes usar tu página comercial de Facebook, publicar anuncios y vender productos en grupos de Facebook.

Las redes sociales te permiten trabajar con personas influyentes. Puedes dar muestras de tus artículos a personas influyentes a cambio de menciones. Identifica algunas personas influyentes en tu nicho buscando hashtags relevantes, luego asóciate con ellos para promocionar tus productos a través de historias, reels, videos, publicaciones y más.

5. Crea tu propio sitio web con nosotros


Gracias a plataformas como WordPress, la creación de tu sitio web es más fácil que nunca.  Además, puedes integrar tu tienda con empresas de envío para garantizar un servicio de 360 grados. Es una excelente manera de vender en línea debido a sus muchas ventajas.

También existe la capacidad de ofrecer una amplia selección de productos, lo que ayuda a escalar rápidamente, y la increíble flexibilidad que conlleva el hecho de que puedas administrar tu negocio desde cualquier parte del mundo. Es la combinación perfecta de potencial y libertad.

Comparte esto con un amigo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones Recientes
¿Tienes una idea y no sabes como hacerla realidad?